Radiografía al Tren de Aragua en Chile

Después de haber negado su existencia, a mediados de 2022 las autoridades chilenas finalmente admitieron que el Tren de Aragua tenía presencia y estaba operando en el país. Actualmente, se trata de la mayor estructura criminal organizada de carácter transnacional que ha existido en la historia de Chile, con presencia en 16 de las 17 de las regiones del país, exceptuando por el momento  Aysén y Magallanes. Ya se han dictado condenas contra miembros del Tren de Aragua en ciudades como Talca, Santiago, Puerto Montt y Arica. Producto de  distintas investigaciones efectuadas por fiscales, policías, periodistas e investigadores, hoy sabemos con certeza lo siguiente acerca de la presencia del Tren de Aragua en el país:

  1. Chile es un país importantísimo para las operaciones y continuidad de este complejo criminal. Uno de sus líderes, Larry Amaury Núñez Alvarez (más conocido como “Larry Changa” o “El viejo”) quien fundó la organización dentro del penal de Tocorón junto con Héctor “Niño” Guerrero y Johan Romero (llamado «Johan Petrica«), llegó a Chile de forma legal a principios de 2018. Sin embargo, desapareció del radar de la policía en 2022, después de haber sido interrogado por su relación con dos homicidios. Hoy se encuentra detenido en Colombia, a la espera de que se concreten pedidos de extradición en su contra, provenientes de Venezuela y Chile.
  2. «Larry Changa» estaba a cargo de uno de los dos brazos del TDA que llegaron a Chile en las mismas fechas. Mientras Alvarez se asentó en Santiago, a cargo de la Región de Tarapacá quedó un violento grupo encabezado por Carlos Leonardo González Vaca, alias «Estrella«, reconocido en el ámbito criminal como el miembro de mayor rango del Tren de Aragua detenido actualmente en Chile.
  3. Otra facción del TDA, «Los Gallegos», que también nació en el interior de Tocorón y está integrada por delincuentes de la barra brava del club de fútbol Galicia, se enquistó en el sector de Cerro Chuño, en Arica, luego de haberse instalado previamente en en Ecuador y Perú. El responsable de las operaciones de «Los Gallegos» en Chile es Félix Anner Castillo Rondón, conocido como «Arnel«, quien no ha podido ser ubicado. El año pasado la justicia chilena emitió una petición de extradición a Perú, sin resultados hasta la fecha.
  4. Las economías ilícitas que explota el TDA se relacionan con tráfico y trata de personas, secuestro extorsivo, sicariato, tráfico de drogas (especialmente ketamina y marihuana), así como explotación sexual en condiciones de semiesclavitud. El Tren de Aragua “original” se asentó en el principal paso clandestino entre Chile y Bolivia, en el pueblo de Colchane, mientras que “Los Gallegos” lo hicieron en el segundo paso clandestino más importante de Chile, Chacalluta, al norte de Arica, controlando de este modo prácticamente toda la migración clandestina que llegó a Chile durante la época de la pandemia.
  5. Casi todos los secuestros extorsivos ocurridos en Chile desde 2021 en adelante son responsabilidad del TDA. En el caso del sicariato, existen numerosos ejemplos de homicidios perpetrados por el Tren de Aragua en Concepción, Talcahuano, Lebu y Los Angeles, ciudades en las cuales narcotraficantes locales han contratado al TDA para eliminar rivales.
  6. Posteriormente fueron llegando al país otras facciones del TDA, entre ellas «La dinastía Alayón» (también presente en Perú), «Los Orientales«, «Los Valencianos«, «El tren del desastre«, «La mafia del norte» y «El Tren del Coro» (escindido de «Los Gallegos»). A mediados de 2023 aparecieron “Los piratas de Aragua”, como fue rebautizado el grupo original, que obedece a Larry Changa.
  7. Al respecto es importante precisar que el TDA es una macroestructura o complejo criminal que se compone de brazos que salen directamente de ella, pero también de grupos franquiciados, a los cuales se les permite usar el nombre genérico de “Tren de Aragua” a cambio de una “vacuna” o pago “a la causa”; es decir, un porcentaje de sus ganancias, como se comprobó en un juicio que realizó en contra de cuatro venezolanos acusados de trata de personas con fines de explotación sexual en Puerto Montt. Como en cualquier franquicia, quienes no pagan los derechos de uso de la marca la pierden, pero además se ven enfrentados a sanciones que, muchas veces, implican la muerte.
  8. En todas las ciudades del país los problemas entre el grupo y sus franquicias han causado decenas de homicidios de características de violencia irracional y desmedida, debido a problemas de pago o por ell control de determinadas actividades criminales, elevando los niveles de homicidios a tasas no conocidas en Chile. Uno de los principales conflictos fue el que tuvo el TDA “original” contra “Los Orientales” en Santiago, que dejó a lo menos 15 muertos entre 2022 y 2023, incluyendo homicidios en Santiago Centro, Estación Central, Puente Alto, La Granja y Temuco.
  9. La operatividad del Tren de Aragua en Chile revela una estructura organizacional que guarda similitudes con las identificadas en Colombia, Perú y la estructura original en la cárcel de Tocorón, en Venezuela. En el ápice de esta estructura se ubica un líder o jefe con la capacidad de comunicarse directamente con los «Pranes» (jefes carcelarios) o con un representante capaz de actuar en su nombre, conocido entre las autoridades colombianas como «el coordinador» o delegado.
  10. Como en toda organización criminal, existen eufemismos para referirse a ella en público o por teléfono, a fin de evitar llamarla por su nombre. En Chile en general se usa el concepto de «El sistema».
  11. Bajo esta figura principal, existen niveles jerárquicos bien definidos para asegurar el control y la eficiencia de la red delictiva. Los «Luceros de alta» o coroneles del líder brindan apoyo directo a este, constituyendo el segundo nivel de la jerarquía. A continuación se encuentran «Luceros de baja» y después de ellos vienen los «jefes de plaza«, quienes tienen la responsabilidad de administrar mercados criminales específicos. De ese modo, en el lenguaje del TDA se habla de la “plaza de las mujeres”, “la plaza de las drogas” y la “plaza de las armas”, entre otras actividades.
  12. Estos jefes delegan operaciones a los soldados, también llamados «malandros«, «panas«, «betas» o «convives«, que conforman el nivel básico y operativo dentro de las células criminales. La cooperación entre varias facciones puede dar lugar a la formación de un nuevo tren con actividades en mercados diversificados.
  13. Además de delitos con pena de crimen (sobre 5 años y un día) el TDA también comete delitos de menor entidad, como el robo de teléfonos celulares en las calles, la extorsión a pequeños comerciantes, a cambio de “protección”; el cobro de “vacunas” a comerciantes ambulantes, taxistas, choferes de bus y “jaladores” (como se denomina a los sujetos que buscan inmigrantes indocumentados en los terminales de buses de la zona norte, a fin de venderles pasajes hacia Santiago); así como el microtráfico de drogas.
  14. También se dedican a lo que en CIVYCO hemos denominado “actividades depredatorias territoriales”, en las cuales las organizaciones criminales buscan dominar barrios y casas que luego ofrecen como parte de sus mercados criminales. Este control territorial les permite consolidar su poder y expandir sus actividades ilícitas. Las actividades depredatorias territoriales implican habitualmente la toma del control de cités, manzanas, edificios, cuadras, plazas, campamentos e incluso barrios enteros. En estos lugares, la organización criminal se convierte en el único poder y, por ende, se apropia de los inmuebles, cobrando arriendo a quienes viven en ellos, entregando servicios básicos (agua y electricidad), controlando los almacenes y los demás locales, y también utilizando los mismos inmuebles como prostíbulos y centros de acopio y venta de drogas.
  15. Existen varias organizaciones criminales transnacionales que han incursionado en este mercado ilícito en Chile, como «Los Trinitarios» (en la toma Nuevo Amanecer, de Cerrillos), o “Los Pulpos”, en los barrios Yungay y Matta, pero el TDA ha efectuado este tipo de actividades en prácticamente todas las ciudades de Chile donde ha establecido operaciones, incluyendo el cerro Chuño en Arica, la toma haitiana de Maipú (donde fue asesinado y sepultado el teniente venezolano Ronald Ojeda) e incluso pequeños campamentos en comunas semi rurales, como Talagante o Graneros.
  16. El TDA se estableció en Chile siguiendo la estela de la migración venezolana pero, además, lo hizo por su estabilidad macroeconómica y la estabilidad cambiaria, pues todas sus transacciones las efectúan en dólares. Es por ese motivo que se asentó en Perú y Colombia y no lo hizo con la misma potencia en Argentina.
  17. El TDA lava dinero a través de múltiples formas: desde transferencias menores a 10 mil dólares desde distintas cuentas hacia el extranjero, hasta por medio de la compra masiva de motocicletas y automóviles, para ser arrendadas a personas que se dedican al delivery, hasta la creación de sociedades de papel, la mayoría de ellas barberías, salones de belleza e incluso casas de cambio y envío de dinero. Además, poseen depósitos en criptomonedas. El propio «Larry Changa» efectuaba frecuentemente movimientos bancarios por medio de la plataforma Binance.
  18. El TDA no abandonará la “Plaza de Chile” fácilmente y deberá asociarse o luchar con otras estructuras criminales provenientes de Venezuela o de otros países, que pueden potenciarse en la medida de la presión internacional contra el grupo, especialmente la de Estados Unidos. En este, sentido, hay  que poner atención a los mensajes provenientes de este grupo. La detención de Larry Changa y de otros líderes fundacionales del TDA resultan clave y, de concretarse el pedido chileno de extradición que permitaría que Larry Changa llegue a cárceles chilenas, será el primer “pran” encarcelado fuera de Venezuela, algo que podría ocurrir en un momento de reconocida fragilidad del sistema penitenciario.  Ello puede marcar un antes y un después de la organización criminal, pues llegará en un momento en que varios integrantes y sicarios de diferentes facciones de la estructura criminal se encuentran en prisión preventiva o ya condenados. La semiótica criminal genera lógicas de violencia que normalmente surgen de los vacíos de poder provocados por la detención de líderes importantes y reconocidos. Algunos grupos pueden ver esto como una oportunidad para fraccionarse o independizarse, mientras que otros pueden buscar fortalecer la estructura desde el interior de las prisiones. Será necesario observar si su jerarquía será respetada, fortalecida o desafiada.
  19. El Tren de Aragua se encuentra en una etapa exploratoria destinada a controlar recintos penitenciarios chilenos. Quien lidera esta actividad es Hernán David Landaeta Garlotti, conocido como «Satanás«, un sicario reconocido por su crueldad, reluctancia a la autoridad y liderazgo impuesto a través del miedo.

 

Publicado en Actualidad País Portada